Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
EspEngFr







Determinación de las razas del mildiu de la lechuga (Bremia lactucae) presentes en los cultivos de lechuga del sureste español12/22/2015

El hongo Bremia lactucae (mildiu de la lechuga) ocasiona una grave enfermedad en los cultivos de lechuga (Lactuca sativa). En este trabajo describimos las características de esta enfermedad y procedemos a la caracterización de 19 aislados de Bremia lactucae colectados en las zonas de producción de lechuga más importantes del sureste español. Estas son fundamentalmente el Campo de Cartagena, el Valle del Guadalentín, la zona de Aguilas-Mazarrón y la zona de Pulpí-Huercal-Overa. Las caracterizaciones efectuadas hasta el momento indican que la mayoría de los aislados constituyen razas diferentes entre sí y distintas de las razas catalogadas hasta el momento por el IBEB, de forma que se han identificado aislados correspondientes a 11 razas no catalogadas. Sólo seis de los aislados caracterizados coinciden según las inoculaciones realizadas hasta el momento, con la raza BL-24. Los trabajos efectuados aportan información de la composición de razas de B. lactucae en las zonas de producción de lechuga más importantes del estado español. Este conocimiento permitirá elegir por parte de los agricultores aquellas variedades de lechuga más adecuadas para el cultivo en las comarcas citadas, en función de las poblaciones de B. lactucae presentes en campo.

Introducción

Una de las enfermedades más importantes del cultivo de lechuga (Lactuca sativa) es el mildiu de lechuga, ocasionada por el hongo Bremia lactucae Regel (Figura 1). Esta enfermedad está ampliamente distribuida por todo el mundo y es causante de graves pérdidas económicas, tanto en cultivo bajo invernadero como al aire libre (Beharav et al., 2014). Bremia lactucae es un hongo oomiceto de gran variabilidad patógénica (Lebeda y Schwinn, 1994), capaz de originar poblaciones con un elevado potencial evolutivo (McDonald y Linde, 2002). Dos características son responsables de la gran incidencia de Bremia en los campos de lechuga: (i), un sistema de reproducción mixto (asexual y sexual), que hace que el hongo tenga una gran capacidad de cambio para generar nuevas razas agresivas (Crute, 1992; McDonald y Linde, 2002) y (ii), la rápida y efectiva dispersión de los nuevos aislados que se originan por el viento y el agua de lluvia.
En España, y en concreto en la Región de Murcia, principal zona productora de lechuga, Bremia es considerado como uno de los más importantes factores limitantes de la rentabilidad del cultivo de esta hortaliza. La enfermedad causada por este hongo es capaz de devastar campos de cultivo enteros en pocos días si las condiciones son favorables, produciendo pérdidas económicas muy considerables. En el cultivo al aire libre se observan manchas de tejido muerto y si la climatología es húmeda, se observa un moho característico en las hojas más protegidas de la desecación (Figuras 2 y 3). En los cultivos de invernadero se observa que el proceso de colonización de los tejidos (moho blanco y pulverulento) es más lento. En este tipo de cultivo los síntomas asociados a la enfermedad siempre comienzan con manchas cloróticas coincidentes con la nerviación de las hojas.
Aunque existen fungicidas para el tratamiento de la enfermedad causada por B. lactucae, su efectividad es limitada debido a la aparición de cepas resistentes y a la escasez de materias activas disponibles. Por ello, y debido también a la preocupación de los consumidores por los residuos de plaguicidas, se ha impuesto la utilización de la resistencia vegetal como método de control en campo más útil y provechoso.

Se ha hecho un gran esfuerzo en el estudio del mildiu de la lechuga y su control mediante el uso de variedades resistentes. Los estudios genéticos sobre la resistencia especifica de raza en lechuga han confirmado la existencia de más de 40 genes dominantes Dm o factores R de resistencia (Maisonneuve et al., 1994; Witsenboer et al., 1995; Reinink, 1999; Lebeda et al., 2001; Michelmore et al., 2002). Estos genes provenientes de germoplasma cultivado o de especies estrechamente relacionadas con la lechuga como L. serriola han sido incorporados a las variedades comerciales de interés agronómico (Bonnier et al., 1994; Van Ettekoven y Van der Arend, 1999).

También se ha utilizado resistencia proveniente de otras especies silvestres relacionadas con la lechuga cultivada como L. virosa y L. saligna (Lebeda y Blok, 1991; Bonnier et al., 1994; Lebeda et al., 2002; Beharav et al., 2014). Lactuca saligna ha sido considerada como una de las fuentes de resistencia al mildiu de la lechuga más importante. Varios estudios han mostrado que esta especie posee una resistencia muy interesante a Bremia (Bonnier et al., 1992; Lebeda et al., 2001). Así, la resistencia proveniente de L. saligna parece bastante estable (Reinink et al., 1995) y ha sido ampliamente usada en distintos programas de mejora (Reinink, 1999; Jeuken, 2002; Lebeda et al., 2002b; Michelmore et al., 2002).

Aun así, la resistencia conferida por los genes

VOLVER

Aviso legal AGRIDEMUR S.L Paraje Los Leandros, 45 Ctra. De Chacón, 30708 El Jimenado Torre Pacheco (Murcia) Telf: +34 968587587 +34 968587648 Fax: +34 968 58 75 49 3D3COMUNICACIÓN