Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
EspEngFr







¿De verdad aporta algo la lechuga ?iceberg??07/08/2016

Corren malos tiempos para la lechuga ?iceberg?. En la era de la cocina green and healthy (verde y saludable), la bola verde pálido envuelta en plástico languidece. Es el momento de las hojas vitaminadas, amargas, repletas de clorofila, frescas, de proximidad y ecológicas.

Ya en la década de los ?70 del siglo pasado se inició una campaña en contra de esta hortaliza y, en general, de las lechugas californianas por las pésimas condiciones laborales de sus recolectores. Sin embargo, la iceberg sigue siendo la lechuga por antonomasia en la cocina y las despensas estadounidenses.

James Beard, padre -junto a Julia Child-, de la gastronomía americana, salió en su defensa en el libro Teoría y práctica de la buena cocina: ?mucha gente maldice la lechuga iceberg, pero una vez partida (que no cortada) añade mucho sabor y una extraordinaria textura crujiente a las ensaladas, junto con otros vegetales. Además, dura más que cualquier otra lechuga?.
En España el cultivo de la lechuga ?iceberg? arrancó a finales de los 70 en el delta del Ebro. Hoy España es el tercer productor mundial de lechugas y el primero en Europa, con 1.069.500 toneladas al año. Murcia y Andalucía concentran la producción, que en las últimas décadas han visto como la hegemonía de la lechuga romana perecía a favor de la iceberg.

Pero la moda de lo verde ?verdísimo? está desterrando la lechuga iceberg de los platos más in. La toma de conciencia de que somos lo que comemos y el anhelo de llenarnos de vitaminas y nutrientes en cada bocado está llevando a muchos a declinar la presencia de iceberg en sus comidas.

?Las hortalizas de hoja verde, cuanto más verdes son, más ricas en fibra?, uno de los nutrientes importantes de las lechugas, indica explica Marga Serra, bióloga y especialista en nutrición de Nutrapp.
La combinación de agua y fibra convierte a las lechugas en alimentos con efectos saciantes y laxantes, así que algo de ello hay en la iceberg. Y la proporción de potasio hace de ellas un alimento depurativo y diurético.

Pero, a la lechuga iceberg le llueven los palos: artificial, plástico, insípida y pobre nutricionalmente hablando. De hecho, su poco sabor es el motivo por el que muchos cocineros la usan para no enmascarar el gusto de otros ingredientes.

?Sí, la lechuga iceberg es la que contiene y aporta menos propiedades nutricionales?, confirma Serra. En comparación con la lechuga romana y la hoja de roble, su composición en vitaminas, potasio y fibra es más escasa, aunque su concentración de agua es similar al de sus rivales.
?También llama la atención que organolépticamente no tiene tanto sabor como la lechuga romana o la hoja de roble?, destaca la experta. Su palidez la hace más dulce e insulsa, lo que, por un lado, facilitó su expansión desde su introducción en Estados Unidos a finales de los años 40 del siglo pasado.

Dado el exiguo valor nutricional de la lechuga iceberg, los expertos recomiendan acompañarla de otros alimentos más ricos. Una decisión sencilla, porque la iceberg casa con todo, con otros vegetales y hortalizas de hoja verde intenso, pasta, cereales, legumbres y proteínas.

Al ser alimentos sin piel (ingerimos directamente sus hojas, a la intemperie), Marga Serra sugiere que es mejor escogerlos de agricultura ecológica.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/vivo/nutricion/20160706/402876975582/lechuga-iceberg-beneficios.html

VOLVER

Aviso legal AGRIDEMUR S.L Paraje Los Leandros, 45 Ctra. De Chacón, 30708 El Jimenado Torre Pacheco (Murcia) Telf: +34 968587587 +34 968587648 Fax: +34 968 58 75 49 3D3COMUNICACIÓN