Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
EspEngFr







Los vuelos antitormenta, ¿leyenda urbana o realidad?10/19/2015

Regantes y agricultores del Almanzora almeriense denunciarán ante la Guardia Civil la proliferación de las conocidas como 'avionetas antilluvia' que, según dicen, lanzan sustancias químicas altamente tóxicas para impedir las precipitaciones, algo que es especialmente grave en condiciones de 'pertinaz sequía' como la que padece esta comarca y el Levante español en los últimos meses.
La Federación de Regantes de Almería ha anunciado que la decisión de presentar la denuncia, sumándose a la ya interpuesta por la Federación de Cooperativas de Murcia (FECOAM) para que la Fiscalía investigue la existencia de dichas avionetas, se adoptará este fin de semana, cuando se ha convocado una reunión de la junta de gobierno, como ha informado a este diario su vicepresidente, José Antonio Pérez.

De igual forma, agricultores de la comarca también tienen la intención de interponer la denuncia a la Guardia Civil, en este caso apoyados por la organización Asaja, para pedir que se abra una investigación que pueda por fin aclarar la existencia real de estos 'vuelos antitormenta', que aunque llevan siendo denunciados desde hace más de 30 años, todavía no se han aclarado y empiezan a conformarse como una especie de 'leyenda urbana'.
Sin embargo, quienes sufren sus efectos dicen tener muy clara su existencia, y en las tres últimas décadas se han llegado a crear plataformas y asociaciones para luchar contra ellas. Sin ir más lejos, a principios de este año, afectados por los vuelos antilluvia acordaron en Valencia pedir explicaciones al Parlamento Europeoy, ante todo, que se abran investigaciones.

Reclaman una investigación Francisco Vargas, presidente de Asaja en Almería, también reclama que de una vez por todas se investiguen estos supuestos vuelos, y que se averigüe quién está detrás de ellos qué intereses tiene, después de que a lo largo del tiempo se haya especulado con múltiples posibilidades. Por ejemplo, que los vuelos estén organizados por compañías de seguros que pretendan evitar indemnizaciones a los agricultores por lluvias torrenciales -los vuelos antitormentas se producen sobre amplias áreas de cultivos de lechugas y hortalizas al aire libre-; por empresarios que pretenden evitar las lluvias para proteger sus cultivos; por responsables de empresas de energía solar -existentes también en la zona-, e incluso que los vuelos se realicen por motivos de seguridad.

Pero lo cierto es que hasta el momento no existe constancia oficial de que se haya detectado ninguno de estos aparatos por parte de la Administración, como reconoció el subdelegado del Gobierno en Almería recientemente en una entrevista con organizaciones agrarias que le expusieron el problema.
Algo extraño, si tenemos en cuenta el largo tiempo en que se viene denunciando esta situación. "No sabemos si las avionetas antitormenta se utilizan realmente en Almería, pero extraño o no, lo cierto es que yo mismo he sido testigo, en la Sierra de María, de cómo se acercaba una tormenta con negros nubarrones, luego se oyeron ruidos de motores de aviones e inmediatamente se abrió el cielo", asegura Francisco Vargas.

También José Antonio Pérez afirma que los regantes de la zona confirman la existencia de estas misteriosas avionetas, y que pese a las denuncias que se han interpuesto en el pasado, nunca se han hecho averiguaciones por parte de las autoridades al respecto.
Agricultores y regantes advierten además de los graves riesgos que implica la utilización de productos químicos muy perjudiciales para la salud humana y el medio ambiente, como yoduro de plata, afirman. Pero sobre todo advierten de que la ausencia de lluvias está afectando también gravemente al ecosistema en la comarca, favoreciendo la sequía extrema e impidiendo el desarrollo normal de los cultivos, así como de olivos y almendros, abundantes en la zona.

La Federación de Regantes de Almería ha lamentado también que estas avionetas están proliferando ahora, coincidiendo en el tiempo con la extinción del cupo de riego con aguas del Tajo-Segura y la sequía que sufre desde hace meses la comarca del Almanzora.
Esta situación pone en grave riesgo el futuro de las cosechas de más de 10.000 regantes del Levante almeriense y de la cuenca del Almanzora, que sólo reciben actualmente aportes del trasvase Negratín-Almanzora, que consideran a toda luces insuficientes para garantizar la producción agrícola de la zona. De ahí a que reclamen a la Administración recursos hídricos alternativos.

Fuente: Periódico El Mundo

VOLVER

Aviso legal AGRIDEMUR S.L Paraje Los Leandros, 45 Ctra. De Chacón, 30708 El Jimenado Torre Pacheco (Murcia) Telf: +34 968587587 +34 968587648 Fax: +34 968 58 75 49 3D3COMUNICACIÓN