Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
EspEngFr







Ochenta mil regantes de Murcia, Alicante y Almería acaban el año sin recursos hídricos12/21/2017

Lucas Jiménez solo necesitó tres palabras para hacer el balance de 2017 para los agricultores del levante español: «Un año horrible». El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats) aprovechó el desayuno de Navidad con los medios de comunicación, celebrado ayer, para reclamar al presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, un riego de socorro de entre 50 y 60 hectómetros cúbicos. «Hay comuneros a los que se les ha cortado el suministro», alertó. De hecho, desde Scrats estimaron que entre Murcia, Alicante y Almería hay 80.000 productores que ya han agotado sus recursos hídricos y, de cara al periodo de primavera-verano, están «en riesgo» 44 millones de árboles frutales.

La primera consecuencia sería la pérdida de jornales y recordaron que, en zonas como el Campo de Cartagena, el Scrats tiene contabilizadas 10.300 hectáreas de arbolado. «Estamos muy asustados de lo que puede venir», reconoció. El presidente de los regantes también reflexionó sobre la visita de hoy a la Región del jefe del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, para 'bendecir' el contrato que suscribirán el Gobierno regional y Aena para poner en marcha el aeropuerto de Corvera. «Yo no puedo imaginarme que el presidente de la nación venga a Murcia y no hable de agua».

Jiménez precisó que el pasado verano pidió en dos ocasiones a La Moncloa una reunión con Mariano Rajoy, pero le remitieron al Ministerio de Agricultura, por lo que de cara a la visita de hoy ni siquiera ha tratado de concertar nada. «No hemos hecho nada para entrevistarnos con don Mariano», ironizó. Hubo otros regantes que asistieron al desayuno y que fueron mucho más duros al afirmar que «si Rajoy viene a darse un baño de masas, pues que venga a darse un baño en seco».

Jiménez confirma que siguen tramitando con el Ayuntamiento de Madrid una protesta del sector para enero

El sector agrícola del levante español está en pie de guerra y tras las últimas movilizaciones, como la del 13 de diciembre, el panorama seguirá igual en 2018. Jiménez avanzó que siguen negociando con el Ayuntamiento de Madrid un emplazamiento que albergue la gran manifestación que pretenden celebrar antes del 15 de enero. Aunque reconoció que hasta ahora han sufrido tres cambios de ubicación, el último a la plaza de Callao, por lo que la protesta podría demorarse a febrero o marzo.

En la movilización, denunciarán «la inactividad» del departamento de la ministra Isabel García Tejerina para buscar soluciones a la sequía durante los últimos cuatro años hidrológicos. «Hay escasez de ideas para afrontar esta problemática». Lo único que evitaría la manifestación sería que el Ministerio diera marcha atrás y mantuviese las exenciones del decreto de sequía. Hasta ahora, los regantes solo pagan uno de los tres conceptos de la factura del trasvase, el C, sobre gastos variables, pero desde el 1 de enero también tendrán que abonar los conceptos A (amortización del trasvase) y B (gastos fijos), reciban o no recursos hídricos del Tajo-Segura.

Desde Scrats estiman que los agricultores tendrán que pagar 73,11 céntimos por los conceptos A y B de la factura, llegue o no agua, por lo que ya están preparando un recurso en nombre de ochenta comunidades de regantes. «El afán recaudatorio del Ministerio y la Confederación Hidrográfica del Segura ha ido 'in crescendo' y la última andanada son las tarifas». Tal reflexión llevó a Jiménez a reiterar su petición de destitución del presidente de la CHS, Miguel Ángel Ródenas, para que sea sustituido por una persona «con sensibilidad hacia los regantes y que sea ágil y valiente en la toma de decisiones».

Nuevo escalón de reserva
Jiménez recordó que el Círculo del Agua de la Región también se opone a cobrar por no recibir agua del trasvase y reclamó al Ministerio la activación de las desaladoras que están fuera de servicio en Muchamiel (Alicante) y Villaricos (Almería), así como incrementar la producción de Torrevieja a 120 hectómetros cúbicos. Y justificó esta petición porque en 2018 entrará en vigor el nuevo escalón de reserva del Tajo-Segura, de 400 hectómetros cúbicos, dificultando aún más las aportaciones.

Las críticas del Scrats no pasaron desapercibidas en Castilla-La Mancha, donde la Asociación de Municipios Ribereños pidió al Gobierno central que aplique a los regantes del levante «un artículo 155 para que no independice la cabecera del Tajo del resto de su cuenca y de España». Este colectivo denunció que el Ministerio pretende excluir el trasvase del Plan de Sequía y del Pacto Nacional por el Agua. «Para el Gobierno de Mariano Rajoy, el Tajo no nace en la Sierra de Albarracín, la cabecera pertenece al Segura».

Fuente: http://www.laverdad.es/murcia/ochenta-regantes-murcia-20171227003501-ntvo.html

VOLVER

Aviso legal AGRIDEMUR S.L Paraje Los Leandros, 45 Ctra. De Chacón, 30708 El Jimenado Torre Pacheco (Murcia) Telf: +34 968587587 +34 968587648 Fax: +34 968 58 75 49 3D3COMUNICACIÓN